Search
Generic filters
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt

Más de 9.400 millones de intentos de ciberataques en 2021 en Chile

En 2021, Chile sufrió más de 9.400 millones de intentos de ciberataques, según datos recabados por FortiGuard Labs, el laboratorio de inteligencia de amenazas de nuestro partner Fortinet en su informe trimestral, que incluye la información que se obtiene diariamente en tiempo real.  

De acuerdo a Arturo Torres, Estratega de Ciberseguridad de FortiGuard Labs en Fortinet para América Latina y El Caribe, “el incremento en volumen, sofisticación y efectividad de las ciberamenazas durante 2021 ha sido notable, por lo que las organizaciones en la región deben estar mejor preparadas con un enfoque de seguridad integral y automatizado para prevenir, detectar y mitigar estos riesgos que están poniendo en juego la integridad de sus operaciones”. 


A juicio de David Parraguez, CISO de Anida Latam, “se requiere esa mirada integral que permita a las organizaciones preparar y fortalecer sus defensas en un escenario en que las amenazas crecen y se vuelvan más sofisticadas, donde tener un enfoque proactivo será también clave”. 

Los datos del reporte sitúan también a México como el país latinoamericano que más intentos de ataques recibió (156 mil millones), seguido de Brasil (88,5 mil millones), Perú (11,5 mil millones) y Colombia (11,2 mil millones).  

El reporte de 2021 revela que los países de América Latina y El Caribe se encuentran a la par de otras regiones y han sido objetivo de cerca del 10% del total de intentos de ciberataques que se han dado el último año en el mundo.  Por ejemplo, la vulnerabilidad Log4J, una de las más usadas por los atacantes, que permitió la ejecución remota completa de códigos maliciosos en sistemas vulnerables de la región.  

El trabajo remoto como puerta de entrada  

Tal como se ha observado, muchas de las amenazas a la ciberseguridad corporativa reportadas durante el 2021 están estrechamente relacionadas con la mayor cantidad de personas conectadas a sus trabajos de forma remota.  

FortiGuard Labs también ha detectado una gran cantidad de ataques relacionados con ejecución remota de código (RCE) en dispositivos IoT, como cámaras, micrófonos y enrutadores domésticos, lo que permite al atacante tomar el control de sistemas empresariales vulnerables.  

En este contexto, Mirai sigue siendo la campaña de Botnet que registra mayor actividad en todos los países de América Latina y el Caribe. Mirai es una ciberamenaza enfocada en dispositivos IoT que hace que los dispositivos infectados se unan a una red de botnets, que se utilizan para ataques de DDoS.  

Por su parte, Argentina, Chile, México, Perú y Panamá han sido objeto de distribuciones de malware y troyanos centradas en aplicaciones de Microsoft Office, usualmente utilizadas para trabajo y educación a distancia. 

Uso de la pandemia en ingeniería social y la concientización del usuario 

La distribución de malware a través de publicidad engañosa, sitios web maliciosos y campañas de correo electrónico de phishing sigue siendo la técnica de engaño más utilizada por los ciberdelincuentes. Una vez infectados los dispositivos de las víctimas, los atacantes pueden apoderarse de ellos y usarlos para cometer delitos cibernéticos como el robo de credenciales y ataques de denegación de servicio distribuido. 

“En este sentido, siempre es importante recordar la relevancia que tiene la concientización de los usuarios, de manera de minimizar los riesgos a través de la apertura de correos o links sospechosos. Ellos son una primera barrera de defensa que potencia la estrategia de seguridad de las empresas, apoyando la labor de las soluciones de seguridad y monitoreo”, destaca el CISO de Anida Latam.

Cabe destacar que Fortinet monitorea continuamente la superficie de ataque en América Latina y El Caribe. Sus “cazadores” de amenazas, investigadores, analistas, ingenieros y científicos analizan y procesan esta información utilizando Inteligencia Artificial (IA) y otras tecnologías innovadoras para extraer datos en busca de nuevas amenazas. 

De esta manera, se obtiene como resultado una inteligencia de amenazas procesable y oportuna en forma de actualizaciones de productos de seguridad e investigación proactiva de amenazas para ayudar a las organizaciones a comprenderlas mejor y defenderse de ellas.  

Compartir en

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Post Relacionados